¿QUÉ HACER?Da un paseo por Casco Viejo

Da un paseo por 342 años de historia panameña

El Casco Antiguo de la ciudad de Panamá, declarado Monumento Histórico por la UNESCO, no es una visita obligatoria solo por su historia; también es un lugar para probar diferentes comidas y bebidas en los cafés al aire libre, un sitio pintoresco donde los restaurantes y bares llenan el ambiente de cultura, música y entretenimiento.

Al pasear por las calles de antiguos ladrillos rojos de la Avenida Central te encontrarás con restaurantes que ofrecen espectáculos folclóricos en vivo todas las noches, mientras el público disfruta de la gastronomía panameña. En Parque Bolívar una serie de mesas bajo paraguas crean una atmósfera bohemia con músicos que deleitan a los comensales y tocan sus melodías en la plaza.

Camino a Plaza Francia descubrirás tiendas de recuerdos con una amplia selección de artesanías típicas como máscaras de diablicos, molas y el famoso sombrero Panamá. En Las Bóvedas puedes recorrer el romántico Paseo Esteban Huertas, que bordea el mar y ofrece magníficas vistas del Cerro Ancón, el Puente de las Américas, el Biomuseo, la Calzada de Amador y la ciudad moderna en la bahía de Panamá.

En la Avenida A hallarás boutiques que venden réplicas de joyería indígena y más restaurantes para todos los gustos, como una vinoteca con una colección de botellas de los principales países productores de vino en el mundo. En las noches de fin de semana se puede escuchar música contemporánea y degustar una variedad de aperitivos internacionales en Plaza Herrera.

Lo histórico y lo moderno coexisten en armonía en el Casco Viejo de Panamá, haciendo la experiencia agradable y, sobre todo, memorable.